JESUITAS ARAGÓN


TRIBUNAL DE DERECHOS HUMANOS FORTALECE DERECHOS DE LOS REFUGIADOS. Nota de prensa de JRS-Europe (Bruselas, 23 febrero 2012)

Noticias >>

En mayo de 2009 un barco con cerca de 200 migrantes forzados fue devuelto por las autoridades italianas a Libia. Los migrantes forzados nunca tuvieron la oportunidad de presentar una demanda de amparo. En su lugar, fueron entregados a las autoridades libias bajo el dictador Gadafi con lo que se encontraban en peligro de ser devueltos a los países donde eran perseguidos. Hoy, la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo hizo pública su sentencia en este caso (Hirsi Jamaa y otros contra Italia). La Corte, por unanimidad estimó que varios de los derechos humanos de los solicitantes habían sido violados, incluida la prohibición de tratos inhumanos o degradantes y el derecho a los recursos judiciales.
El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) Europa saluda la sentencia como un paso importante hacia un mejor tratamiento de las personas que buscan protección contra la persecución y otras violaciones de los derechos humanos. Los controles fronterizos y la gestión de la migración siguen siendo legítimos, pero nunca se deben violar los derechos de los solicitantes de asilo y los refugiados.
JRS Europa pide a la Unión Europea y sus Estados miembros extraer las consecuencias necesarias: Si los solicitantes de asilo son interceptados en las fronteras europeas deben tener la oportunidad de presentar una solicitud de protección y derecho y de impugnar cualquier decisión en su contra. El simple cierre de las fronteras en contra de estos seres humanos violaría los valores y normas sobre los que la UE está construida. Por lo tanto todas las operaciones de control de fronteras, ya sea en el mar Mediterráneo, bajo los auspicios de la Agencia fronteriza FRONTEX  de la UE, o la erección de la valla infame en la frontera entre Grecia y Turquía, debe contener garantías efectivas de los derechos de los migrantes forzados que buscan protección .

Nota del Editor
El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) es una organización católica internacional. Su misión es acompañar, servir y defender la causa de los refugiados y personas desplazadas por la fuerza. JRS fue creado por la Compañía de Jesús en 1980 y ahora está trabajando más de 50 países de todo el mundo. El JRS trabaja con todas las personas necesitadas de protección, pero tiene una especial preocupación por aquellas que están "olvidadas" a consecuencia de la falta de libertad de prensa (como detenidos, refugiados prolongados, etc.)

Volver
Powered By Website Baker